Las plataformas digitales posibilitan que el transporte colaborativo sea más fácil.

Durante la última década, el desarrollo de internet y de las tecnologías de gestión de la información y comunicación (TICs) impulsó el nacimiento de nuevos modelos de consumo, en los que la relación entre quien vende un producto o servicio y quien compra está cambiando.

En el contexto de la economía colaborativa, los intercambios pueden realizarse de diversas formas y las plataformas digitales posibilitan que las transacciones sean más fáciles y masivas. Mediante este tipo de aplicaciones, los usuarios se contactan con la otra parte de forma directa, negocian el precio y las condiciones de la operación y concretan el intercambio, sin depender de los servicios tradicionales.

Ventajas del transporte colaborativo

En la coyuntura nacional de aumento de los costos, buscar formas creativas e innovadoras de aumentar la productividad, conseguir nuevos ingresos y reducir los costos es una prioridad.

Las soluciones digitales de transporte colaborativo son una excelente alternativa para alcanzar estos objetivos. La simplicidad del registro, la comodidad de uso y el hecho de que se pueda acceder desde cualquier dispositivo móvil conectado a internet son algunos de los motivos principales.

T-CARGO es la primera plataforma regional de transporte colaborativo, que aplica tecnologías de vanguardia para la optimización de rutas y precios. La comunidad de usuarios está conformada por una red de transportistas calificados y empresas generadoras de carga de diferentes rubros, tamaños y orígenes, que acceden a importantes beneficios:

  • Ahorro de costos gracias a los precios más competitivos de los servicios que se ofrecen a través de este sistema.
  • Optimización en la gestión de los recursos, convirtiendo los desperdicios en nuevas oportunidades de negocio, como por ejemplo los fletes negativos.
  • Mayor oferta, concentración de servicios para elegir y posibilidad de acceder a nuevos proveedores, que no tendrían acceso a los circuitos tradicionales.
  • Sistema de reputación online conformada a partir de la experiencia de la comunidad de usuarios, que otorga tranquilidad a los consumidores.

Cómo sumarse a T-CARGO

T-CARGO es una plataforma que está orientada al transporte automotor de cargas permitiendo a transportistas que trabajan por cuenta propia, a empresas transportadoras con flotas chicas, medianas o grandes, a agentes intermediarios, y a empresas o emprendedores generadores de carga, unirse como usuarios de su comunidad.

Sumarse al transporte colaborativo requiere pocos pasos:

  1.   Inscribirse en la plataforma como usuario. Para registrarse hay que completar el Formulario Web, para ser contactado por el equipo de asesores que brindará soporte durante el proceso de alta.
  2.   Comenzar a operar, ofreciendo o buscando cargas y registrando oportunidades de fletes.
  3.   Cargar pedidos. Los transportistas pueden ofertar las rutas que disponen con espacio de carga libre, ya sea camiones completos o cargas consolidadas, y los generadores ofrecer sus cargas y buscar fletes.

Únete al transporte colaborativo con T-CARGO